dijous, 31 de juliol de 2014

Rums #31: Adaptador de cinturón de seguridad



Tenía muchas ganas de atacar este proyecto pero hasta ayer no le había podido meter mano. Se trata del adaptador premamá de cinturón de seguridad para el coche que compartió Mónica de Rojo Ababol hace unos meses. Es un patrón muy simple (tres piezas) y resulta súper fácil de coser, sobretodo si sigues al dedillo las instrucciones del tutorial. Me va a resultar muy útil porque, como sabéis, en el post pasado mi panza salió del armario, jejeje


Como véis, lo he cosido en mi loneta favorita de Ikea, la Eivor Leva, que ya he utilizado muchas veces y de la que guardo hasta el más diminuto de los retales. A diferencia de lo que propone el tutorial, lo rematé con vivo de cordoncillo en lugar de hacerlo con bies. Me ha dado algún que otro problemilla pero me encanta cómo queda.


Y esto para qué sirve? – os preguntaréis los no avezados en temas panciles – pues este sencillo artefacto hace que la banda inferior del cinturón de seguridad se mantenga por debajo del tripón. De esta manera, si hubiera algún frenazo, la presión iría a la parte baja del vientre y no directamente sobre el feto. (Si queréis más información, pinchad aquí)

El adaptador se coloca sobre el asiento del coche  y se ajusta con el cierre de mochila. Entoces, la embarazada, osea yo, se sienta haciendo pasar la pieza central entre las piernas y se sujeta la banda inferior del cinturón de seguridad con la pieza pequeña que va cerrada con snaps.

Aquí la pieza del revés marca de la casa

Pues con esto y un bizcocho…

a)      Participo en  Rums #31

b)      Cierro el chiringuito costurero y me despido de todos ustedes porque mañana a las 15 pillo las vacaciones y no las pienso soltar hasta septiembre. Aloha!


dijous, 17 de juliol de 2014

Rums #29: Bikini con sorpresa




No me puedo creer que haga más de un mes desde que publiqué mi último post! Y no os creáis que ha sido por falta de ganas o de costuras que enseñar, no. Es que no me da la vida para todo. Por favor, si alguna bloguera prolífica tiene la fórmula secreta, que la pase, plis. En fin, a lo que íbamos. Regreso al blog con una costura de lujo. Y diréis, bueno, no es para tanto y tendréis razón, la costura es normalita (en mi línea, vaya) Lo que sí que fue un lujazo fue la circunstancia. Ara os explico, pero primero dejadme que os enseñe mi nuevo bikini.



Pues el lujo del que os hablaba es que este bikini lo hice en el marco de un taller organizado por La galeria de Casa Sagnier impartido nada más y nada menos que Mónica de Ma, me, mi… mo! Hacía tiempo que seguía la pista a sus cursos presenciales pero hasta ahora no había tenido oportunidad de inscribirme. Y la verdad es que no me ha decepcionado porque he aprendido muchísimo sobre cómo trabajar la lycra (y la ropa interior en general) Además, Mónica es un encanto como persona, qué más se puede pedir?


Como podéis ver, es un bikini de triángulos y va todo forrado en la parte superior y el delantero de la braguita.  Mónica nos pasó un patrón básico de braguita y nos enseñó cómo modificarlo para obtener diferentes modelos (más altos de tiro, más bajitos, más anchos…) Yo opté por hacerlo culotte porque me parece que quedan muy graciosos puestos y son súper cómodos.


La lycra la compré en La casa del retall que, como sabéis, últimamente es mi perdición en cuestión de telas. Tienen bastante variedad de estampados y son de buena calidad. Este estampado me enamoró en cuanto lo vi  por su colorido, por el toque plateado, que me encanta, y por su aire retro, perfecto para coser un culotte.

El bikini en sí, no tiene mucha complicación. De hecho, lo más puñetero fue dar la vuelta a las tiras. Tanto la braguita como el sostén van totalmente elastizados con elástico de embutir. Este paso me daba un poco de yuyu porque no lo había hecho nunca, pero con los consejos de Mónica todo fue coser y elastizar ;-)

Y donde está la sorpresa que anticipaba el título del post? Mirad un poco más abajo…

Aquí luciendo mis carnes toreras sin photoshop ni ná.

Y por si queda alguna duda, otra más…

Ese panzote que viene de Bonanzaaaaa!
Pues sí, estoy fabricando mi segundo miniyo. Esta vez, nos ha salido chico y, si todo va bien, vendrá a poner del revés nuestras vidas hacia finales de noviembre. En fin, de ahí mi ausencia bloguera de este último mes. Me encuentro muy bien pero estoy súper cansada y apenas me dan los ánimos para coser. De publicar ya, ni hablamos.

Pues con esta entrada, aprovecho para participar en el RUMS #29. Uff, hay que ver cómo pasan los jueves!

Besitos,

Lupe